Los mitos de la evaluación 360°


Hace un tiempo, hablamos de la Evaluación 360° y de las múltiples ventajas que aporta al área de Recursos Humanos, pero, como en todo instrumento de medición, se van formando mitos, como veremos a continuación.

 

Mitos sobre la evaluación 360°

 

  1. No todos los empleados son evaluados

En muchas ocasiones se presupone que aquellos empleados que tienen un alto rango no participan en este tipo de evaluaciones que miden las competencias blandas, pero lo cierto es que estos instrumentos han sido diseñados para que el área encargada pueda configurar el cuestionario para cualquier nivel organizacional.

 

  1. Es muy tardado aplicar un 360°

La realidad es que estos instrumentos tienen un tipo de aplicación estándar que por lo general es breve. Sin embargo, crear la red de evaluación y lograr que todas las personas involucradas realicen la evaluación si puede tardar un poco más. Si el departamento encargado de la logística de aplicación establece lineamientos claros, con fechas y responsables asignados (en formato grupal preferentemente), el tiempo no será un problema.

 

  1. Los resultados masivos son difíciles de interpretar

Es factible que alguien que no conoce en profundidad los beneficios de un 360° piense que la interpretación de resultados puede ser complicada y confusa. Esta percepción es errónea, ya que el diagnóstico 360° ofrece diversas configuraciones que permiten ir analizando la información en forma escalonada y muy bien organizada.

 

  1. La evaluación es utilizada para despedir empleados

En realidad, existen otros instrumentos más adecuados para identificar a aquellos colaboradores que, por una razón u otra, no están teniendo el rendimiento adecuado. La evaluación 360° se usa, preferentemente, como una herramienta cualitativa para medir, identificar y tomar en cuenta las competencias blandas de los colaboradores y, por supuesto, para establecer rutas de mejora entre los distintos colaboradores y departamentos.

 

  1. La evaluación 360° es utilizada para calificar a los “recién llegados”

Tal y cómo hemos visto, el principal objetivo de su aplicación es la mejora laboral, por lo que aquel colaborador que esté “recién llegado” no puede ser evaluado debido a que aún no cuenta con un historial que pueda ser mejorado. Debido a lo anterior, se recomienda comenzar a realizar la prueba al menos seis meses después de su incorporación.

 

Estos son algunos de los mitos que recorren internet y que no buscan describir la realidad, sino crear historias ficticias basadas en el desconocimiento de este tipo de soluciones.

 

En Potentor recomendamos la aplicación de la Evaluación 360° al menos una vez por año. Si aún no la aplicas en tu empresa, ¡qué esperas para empezar! Conoce más sobre nuestro módulo de evaluación 360° y solicita un demo sin costo: https://potentor.com.mx/DO_evaluacion360.php

Sin Comentarios

Publicar un comentario

Nombre
Correo electrónico
Página web
Comentarios